Especiales

ESPECIAL: 1er ENCUENTRO

NACIONAL DE ENCAJERAS DE

BOLILLOS EN ROA DE DUERO.

En este especial podrás encontrar todo lo relacionado con este 1er Encuentro de Encajeras de bolillos organizado por la Asociación Encajeras de la “Ribera del Duero”.

Accede a:

Éxito del 1er Encuentro Nacional de Encajeras de bolillos en Roa de Duero (Nuevo)

Programa en pdf

El balcón del Duero anuncia el encuentro el 14 de abril de 2009

Reportaje sobre las encajeras. Parte I

Reportaje sobre las encajeras. Parte II.



El balcón del Duero anuncia el Encuentro, el 14 de abril de 2009

Primer encuentro de Encajeras de bolillos en Roa de Duero el próximo 9 de mayo

La actividad congregará al menos a DOSCIENTAS encajeras, tiendas especializadas en el arte de los bolillos provenientes de todos los lugares del país.

El próximo 9 de mayo en Roa de Duero tendrá lugar el Primer encuentro de Encajeras de bolillos. A lo largo de todo un día la localidad ribereña se convertirá en un trasiego de tradición que inundará el municipio de visitantes.

Labores_bolillos_EBD

Labores de la asociación “Encajeras de la Ribera del Duero”

Las encargadas de la organización y de velar por el buen funcionamiento de este Primer Encuentro es la asociación de “Encajeras de la Ribera del Duero“. Se trata de una asociación de reciente creación compuesta por diecinueve mujeres. Aunque la formalización de la asociación no ha culminado hasta un año atrás, sus primeros pasos se remontan a hace tres años. La ilusión por esta primera gran actividad que organizan se palpa en el ambiente. Las propias organizadoras, encabezadas por su presidenta Montse García, confiesan sus nervios por la actividad pero también recuerdan que este encuentro también servirá para promocionar Roa, y sus encantos, además de la gastronomía y el vino.

Las previsiones.

La actividad programada para el próximo 9 de mayo traerá hasta Roa de Duero algo atípico para esas fechas. Tan sólo

Exposición de labores de "Encajeras de la Ribera del Duero"

Exposición de labores de “Encajeras de la Ribera del Duero”

el encuentro de la propia actividad congregará a doscientas encajeras (inscritas hasta el momento) procedentes de diferentes partes del país. Desde Cataluña, País Vasco, Madrid y de diferentes provincias de Castilla y León como Ávila, Burgos, Segovia, Salamanca o Palencia. A todas estas personas habrá que sumar a sus acompañantes, curiosos y la propia población de Roa de Duero.

Pero a parte del encuentro, donde las personas de las diferentes asociaciones mostrarán sus trabajos, también se compartirán las técnicas. Es decir, se trata de un encuentro para todos, ya que entre las entendidas del arte de los bolillos intercambiarán sus trucos para bordar, y aquellos que no sepan podrán observar los diferentes trabajos de este arte, mezclado con tradición.

La plaza Mayor de Roa de Duero, no sólo acogerá este encuentro, sino que también habrá lugar para aquellas tiendas especializadas de venta de productos relacionado con el bordado con bolillos. Durante toda la mañana del día 9 de mayo, tiendas procedentes de todos los rincones expondrán sus productos. Las tiendas vendrán desde Cataluña, Comunidad Valenciana, Principado de Asturias, Galicia, Madrid, Navarra o Cantabria.

El programa.

A continuación os traslado el programa previsto para el próximo 9 de mayo, sujeto a cambios de última hora por la organización de este Primer Encuentro de Encajeras de bolillos en Roa de Duero.

Alrededor de las 10 de la mañana comenzará el recibimiento de los participantes. Desde las 11 hasta las 14 horas está previsto el grueso de la actividad, que es el propio encuentro de las encajeras de bolillos en la Plaza Mayor. Está previsto que en la inauguración participen las autoridades locales. Durante toda la mañana se podrán observar las labores de esta actividad y trabajos ya realizados por las participantes. Sobre las 13.30 horas habrá un sorteo compuesto por un lote de trabajos realizados por la asociación “Encajeras de la Ribera del Duero” acompañado de otros regalos, en el que podrá participar todo aquel que quiera, desde los propios participantes en el encuentro como los curiosos que se acerquen. Además a media mañana las encajeras participantes disfrutarán de un tentempié.

Labor de la asociación "Encajeras de la Ribera del Duero"

Labor de la asociación “Encajeras de la Ribera del Duero”

Tras el propio encuentro tendrá lugar una comida de hermandad, en la que participarán las encajeras aunque con aforo limitado. Allí también se realizará un sorteo para los participantes en esta comida. Desde la asociación recuerdan que aunque ya no queden plazas para la comidad de hermandad, la inscripción para el encuentro tiene un aforo ilimitado.

Después de la comida de hermandad tendrá lugar una visita turística por el pueblo de Roa de Duero para todas aquellas personas que hayan participado. Para la realización de esta ruta turística por la localidad la asociación cuenta con la participación del técnico de la Oficina de Turismo, Sara García García-Alcalá y Zaneti.

No olvidar tampoco que durante toda la mañana (de 10 a 14 horas) en el Centro Juvenil habrá una exposición de  de trabajos realizado con bolillos. Y también que durante la celebración del propio encuentro se impartirán clases de hojas de guipur.

Para el desarrollo de esta compleja actividad desde la asociación “Encajeras de la Ribera del Duero” cuenta con la colaboración de la Diputación Provincial de Burgos, Ayuntamiento de Roa de Duero, Ayuntamiento de La Horra, Caja de Burgos, Caja del Círculo, Caja Duero, Caja Rural, La Caixa, C.R.D.O. “Ribera del Duero” , la ayuda, también, de todos los establecimientos de Roa de Duero, y la colaboración de voluntarios. VOLVER

Reportaje sobre las encajeras. Parte I.

Parte I: “El encaje de bolillos son ciencias exactas”

Martes, 28 Abril, 2009

Al son del particular sonido que tienen los bolillos (cla, cla, cla), por su material, la madera, he sido recibido en una de las clases que imparte la Asociación de Encajeras de la Ribera del Duero en Roa de Duero, tres veces por semana en el centro juvenil de la localidad.

Se trata de la segunda ocasión que accedo a la clase, inundada por la luz que entra por sus ventanas, aunque en esta ocasión pobre por el malestar del caprichoso tiempo. A dos semanas de que se celebre el I Encuentro Nacional de Encajeras de bolillos en Roa de Duero se palpan los nervios en el ambiente, mientras unas tejen, el resto ultima los detalles para el gran día. Y vamos al lío.

El principio.

Encajeras durante la clase - EBD

Encajeras durante la clase – EBD

Gran parte de la culpa del comienzo de la afición por los bolillos en  Roa recae en la figura de Montse García, que a su vez es la presidenta de la Asociación de Encajeras de la Ribera del Duero. La asociación ha sido creada hace un año. Montse, con aspecto serio, pausado y didáctica en el habla, recuerda sus inicios en estos lares. “Cuando yo tenía 38 años y vivía en Gerona veía encajeras en la calle sentadas, por los barrios y siempre había un grupo que estaba con los bolillos. Yo me quedaba enbobada como con unos palos se podía hacer esos encajes. Me veía incapaz de aprender“. Pero aprendió gracias a una amiga que la fue introduciendo en el ambiente de los bolillos. Confiesa que nunca ha dejado los bolillos totalmente, “siempre tenía algo empezado por casa, alternando con momentos de mucha actividad y otros menos intensos de labor“.

Ahora con 56 años enseña a su veintena de alumnas tres días por semana. Al preguntar a Montse cómo se convirtió en profesora de bolillos, cuenta con alegría como fue el inicio de todo, “un día aprovechando el sol de la tarde salí a la puerta de mi casa con los bolillos, y pasaron dos chicas del pueblo, y me dijeron que porqué no las enseñaba, a lo que respondí que si formaban un grupo lo haría encantada“. Y así fue.

Tres años de andadura que se hacen cortos para lo difícil de este arte que Montse nos intenta explicar en qué consiste.  Y yo en entender.

Principales herramientas para los bolillos - EBD

Principales herramientas para los bolillos – EBD

Les diré que lo ensencial es: un cojín o mundillo, alfileres, hilo, bolillos, patrones, picador y ténica. El cojín se apoya entre las piernas y una mesa. Ahí se plasma el patrón que se va a realizar, y se trata de jugar con los bolillos “ellos te llevan, hay que ir siguiendo el esquema“,  con la ayuda de unos alfileres que van sujetando poco a poco los hilos.
Mientras me lo cuenta me va enseñando cada artilugio, aunque previamente he podido observar cómo va tejiendo. Tras mi cara de asombro y de ¡qué difícil parace esto! Montse dice “esto son ciencias exactas”.

Encajeras durante la clase.- EBD

Encajeras durante la clase.- EBD

Y continúa la narración,”Uno de los momentos clave es cuando empiezas la labor, que te tiene muy entretenida“. A mí me llama la atención que los bolillos vayan por parejas, y la expresión de  “todo entra por un lado y sale por otro“, se refiere a los hilos. Pero otro de los momentos cumbre es el final, ‘hay que rematar la faena’, al estilo torero. “Hilo por hilo hay que rematarlo sin que se note“, dice Montse, y un “a mí me parece lo más difícil” se le escapa a Vicent, una de las alumnas.

En el aula se respira muy buen ambiente. Existen trabajos de diferentes dificultades, desde 10 bolillos hasta más de 300. Todas coinciden en que les relaja, que es muy entretenido, que hay que estar concentrado en la labor, y lo gratificante  que es cuando se termina un trabajo. VOLVER

Reportaje sobre las encajeras. Parte II

Parte II : Tres historias Tres.

TRES historias TRES.

A la clase que pude acceder de bolillos de la Asociación de Encajeras de la Ribera del Duero me interesé por tomar tres voluntarias que me contaran su experiencia personal con esta tradición. A continuación os traslado parte de mi conversación con Inma, Tere y Vega que amablemente dialogaron conmigo para descubrir su relación con esta afición a los bolillos.

Inma Cristóbal con su labor de los bolillos.- EBD

Inma Cristóbal con su labor de los bolillos.- EBD

Inma teje poco a poco. Sin prisa pero sin pausa. Muy dispuesta a contar su historia con los bolillos. Se sienta pacientemente conmigo en un lado del aula, y escucha mi discurso tranquilizador de lo que quiero que me cuente, me conoce de toda la vida, pero eso no quita para que imponga un móvil grabando y un chico escribiendo frases sueltas. De fondo continúa el murmullo de las compañeras y el repique de los bolillos.

Se enteró que la actividad de los bolillos había comenzado hace ahora un par de años. Tras dar con las personas que acudían a esta actividad decidió lanzarse a la piscina, “a mí siempre me han gustado estas cosas de los trabajos de manualidades y me apunté“. Aunque lo anecdótico de sus inicios fue que estaba pasando por el momento de dejar de fumar, “los bolillos me ayudaron a dejar de fumar, casi no tenía tiempo de acordarme de coger un pitillo, por lo que me ayudó muchísimo“. El primer día lo recuerda con muchos nervios, “me costaba hasta hacer el hilo de los nervios“.

Dice que por esta zona no hay mucha gente que sepa hacer bolillos, mientras que otras artes de bordar, como el ganchillo  sí que saben. Recuerda que al principio “desde la tienda esperaba a ver si veía pasar a alguna compañera para que me echara un cable y así ir mejorando poco a poco“. Reconoce que a día de hoy tiene una experiencia bastante avanzada. Hasta el punto de que sus hijas se están iniciando en este mundillo, “en algunos ratos libres animo a mis hijas a que aprendan. Ya les he regalado hasta el mundillo“.

Teresa Gurrea con su labor de los bolillos.

Teresa Gurrea con su labor de los bolillos.- EBD

Teresa se encuentra en un extremo de la mesa, enfrente de sus compañeras. Está muy concentrada en su labor. A mí me da la sensación que la ha comenzado recientemente, y no parece muy sencillo: es un abanico.
Tere comenzó en los bolillos hace dos años, casi sin querer “primero había apuntado a mi madre, pero ella ya es mayor y lo dejó, entonces quise aprovechar lo que habíamos comprado y aquí estoy“. Los nervios no abandonan a ninguna al comenzar, cuando pregunto sobre el truco, no hay respuesta, “seguimos el patrón, y sobre el dibujo vamos tejiendo“. Tere me cuenta los trabajos que ha realizado: abanicos, pañuelos, puntillas redondas, ligas, a lo que ha dedicado muchas horas “son muchas horas de trabajo. Hay días que te puedes poner una hora y otros no te puedes poner nada, pero son muchas horas“. Confiesa que realizar bolillos le gusta mucho y por eso esta ahí. Para animar a la gente dice que se hacen cosas muy bonitas y además son artesanales, pero además dice que “hacer bolillos requiere mucha concentración porque si piensas en otra cosa te equivocas“.

Vega del Val con su labor de los bolillos.- EBD

Vega del Val con su labor de los bolillos.- EBD

Vega se coloca en el extremo contrario que su compañera. Es una de las veteranas, comenzó hace tres años, cuando comenzaron estos cursos en Roa de Duero. Confiesa que siempre le habían llamado la atención los bolillos “yo lo había visto por televisión y tenía mucha ilusión y ganas de aprender de hacer bolillos. En cuanto me enteré que había clases de bolillos me apunté“. Al principio reconoce que también paso muchos nervios “al principio te encuentras muy atada, como que no sabes mover los bolillos, pero con el tiempo te vas familiarizando con ello. Reconozco que es difícil cuando empiezas“. Mientras charla conmigo, deja un poco de lado la labor, pero me cuenta que está haciendo un centro con hojas de guipur “que es una labor muy bonita, y estoy aprendiendo ahora“, dice. Entre otros de sus trabajos se  encuentran pañuelos, puntillas para toallas, ligas, y hasta una puntilla para una toalla de bautizo. Respecto a qué le parece a su familia que esté en este actividad, sonríe y dice que están encantados “en casa ya no se extrañan porque siempre me han visto haciendo trabajos de manualidades y estas cosas. Dicen que esto es lo que me faltaba para estar más tiempo ocupado“. Finalmente Vega del Val recomienda esta actividad a aquellas personas que siempre les hayan gustado las cosas de manualidades, y además dice que con los bolillos “consigues relajarte de una manera que pueden pasar las horas sin que te enteres. Es una actividad que necesita tiempo“. VOLVER

Éxito del 1er Encuentro Nacional de Encajeras de bolillos en Roa de Duero

Alrededor de 320 participantes se dieron cita en la plaza Mayor de la localidad.

Sólo un hombre en una tradición que practican mayoritariamente mujeres.

Plaza Mayor de Roa de Duero durante el Encuentro Nacional de Encajeras

Plaza Mayor de Roa de Duero durante el Encuentro Nacional de Encajeras

La mañana del sábado comenzó muy pronto para la Asociación de Encajeras de la Ribera del Duero, que se estrenaban como organizadoras en un Encuentro Nacional de Encajeras de Bolillos. Un total de 320 participantes se dieron cita en la mañana del día 9 de mayo en la plaza Mayor de Roa, con nubes y claros y temperatura agradable.

La renovada plaza de la localidad recibió hasta nueve tiendas procedentes de lugares tan diversos de la geografía española como Reus, Almagro o Galicia, y unas participantes que vinieron desde varios puntos de Castilla y León, Cataluña, Madrid y País Vasco. La muchedumbre de gente se aglutinaba en cuatro hileras de mesas en el centro de la plaza, bordeado por las diferentes tiendas especializadas en el tema de los bolillos.

A las 11 de mañana tenía lugar la inauguración oficial a cargo de

Plaza Mayor de Roa de Duero durante el Encuentro Nacional de Encajeras

Plaza Mayor de Roa de Duero durante el Encuentro Nacional de Encajeras

autoridades. El  discurso de la presidenta  de la Asociación de Encajeras de la Ribera del Duero, Montse García, agradecía la paciencia y la colaboración recibida por todos los establecimientos colaboradores junto con las instituciones y los voluntarios, mientras que el Alcalde de la localidad, David Colinas Maté dio su visto bueno al acto invitando a todos los fóraneos a disfrutar de la acogida del pueblo de Roa.

Y comenzó el encuentro. En el soportal del ayuntamiento se podía ver el stand de información, los regalos para el sorteo y un reducido grupo de encajeras que aprendían y enseñaban la técnica de las hojas de guipur.

Exposición en el Centro Juvenil de las Encajeras de la Ribera del Duero

Exposición en el Centro Juvenil de las Encajeras de la Ribera del Duero

Simultáneamente en el Centro Juvenil de la localidad había instalada una exposición con trabajos realizados por la asociación con la técnica del encaje, que fue un hervidero durante toda la mañana.

Más tarde tuvo lugar el sorteo y la comida de hermandad. La tarde finalizó con visitas guiadas por la localidad, con ayuda de la Técnico de Información Turística.

Muchos meses de trabajo y esfuerzo que fueron premiados con la buena acogida de los visitantes.

Desde El balcón del Duero, ¡Felicidades!

VOLVER

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: